Borras la bruma y barres la borrasca con tu bendita belleza. Bordaré un barquito bermellón en tu bufanda y bailaremos ambas en un bosque hecho de briznas de auroras boreales. Baladas de brisa nos brinda tu nombre, tan brillante y bonito como tú, Bienvenida.

(Carmen V.)