Bailando bachata en la bahía, la brisa balancea tus bucles de bronce. Embrujado por el brebaje de tu bestial belleza , bandadas de besos bajan a beber del borgoña de la bodega de tu boca. Bandido y bohemio busco bautizarme en ti. Bésame…

                                                                   (Carmen V.)