Aceitunados abedules acarician el algodonoso azul, se aspiran aromas de azahar. Acordes de alondras auguran alegría. Acicalándose, las amapolas anhelan apasionados amores. Atisbo añoranzas del ayer entre algún aguacero. Avance de un ansiado abril.

(Carmen V.)