Hoy escribo estas líneas rota por el dolor. Sólo quien ame a los animales como los amo yo comprenderá lo que siento ante la pérdida de mi perrita que fallecíó ayer. Un día le escribí estos versos y hoy los comparto con vosotros  como homenaje a ella a la que jamás olvidaré por todo el cariño incondicional que me dio.  HASTA SIEMPRE, AMIGA.

A MI CANDY

Eres mestiza de raza,

canela es tu pelaje,

tu cola rizada y larga

y tus ojos muy brillantes.

 

Candy decidí llamarte

hace honor a tu dulzura,

a ese carácter cobardeSin título-2

del que no te librarás nunca.

 

Me hablas con tu mirada,

comprendes todos mis gestos

si me ves muy apenada

no me dejas ni un momento.

 

Nada es comparable

al amor que tú me das,

compañera inseparable

y, sobretodo, leal.

 

Fuiste muy juguetona y alegre,

ahora eres más tranquila

pero por mucho tiempo que pase

siempre serás mi eterna niña.

 

Te adopté con sólo dos meses,

has llegado a la vejez

y el día que me dejes,

yo jamás te olvidaré.

 

Para ti, princesa.

 

(Carmen V.)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios