Quisiera poder gritar

en medio del silencio

lo mucho que te amo,

lo mucho que te quiero,

pero tengo que callarme,

nadie se debe enterar,

eres mi querido secreto

y te tengo que ocultar.

Ya tengo donde ocultarte,

en un lugar de mi corazón,

donde siempre permanecerás

como el rey de mi amor.

Rey de mis amores,

príncipe de mis sueños,

llenas mi corazón

de congojas y desvelos,

no podré conseguir tu amor,

pero tu culpa tú pagarás,

siendo mi prisionero

por toda la eternidad.

(Carmen Victoria)

Anuncios