Ya se tiñe de gris el cielo,

las gaviotas van volando a ras del suelo,

hay absoluto silencio en la tranquilidad de la tarde,

la lluvia repiquetea tras los cristales.

Noto el olor a tierra mojada,

un olor que recuerda humedad y calma.

Veo el humear de las chimeneas,

el gris del cielo desaparece en la niebla.

Poco a poco el frío aumenta,

los copos de nieve blanquean las vegas,

los campos verdosos se cubren de tristeza…

(Carmen Victoria)

Anuncios