Este precioso poema de Mario Benedetti ha recibido diversas interpretaciones, pues hay quien piensa que no va dirigido a la mujer amada, como quiere hacernos creer el poeta, sino al pueblo. En mi opinión sí que iria dirigido a una mujer, lo que ocurre es que no es la típica amada a la que estamos acostumbrados en poesía, es una mujer distinta.

En la época de Benedetti había un régimen totalitario en Sudamérica y el pueblo estaba oprimido. Entonces lo más probable es que la amada de nuestro autor fuese una mujer que formaba parte del pueblo, que luchaba por la defensa de la justicia y de la libertad, de ahí que el poeta aluda a ella diciendo: “te quiero porque tus manos trabajan por la justicia”, “te quiero porque tu boca sabe gritar rebeldía”, “porque sos pueblo te quiero”.

“Si te quiero es porque sos/ mi amor mi cómplice y todo /y en la calle codo a codo  somos mucho más que dos”: aquí parece referirse a las manifestaciones a las que acudían ambos, por eso eran mucho más que dos. Codo a codo, juntos, luchaban por su pueblo, por su patria.

 

Anuncios