Soñaré con tu sonrisa

hasta el final de mis días,                                                                

con esa sonrisa tuya

que para mi es poesía.

Es pura como una rosa,

es dulce como tus besos,

esa sonrisa tuya

que a veces yo no encuentro.

Parece una mariposa

que despliega hacia el cielo sus alas

y que a veces vuela tan alto

que se escapa de tu cara.

Tu sonrisa es como un capullo

que abre  sus pétalos al sol

y que emerge de tus labios

cuando susurras palabras de amor.

Tu sonrisa es una caricia,

para mis ojos enamorados,

una suave caricia

que mi alma está esperando.

(Carmen Victoria)

Anuncios