Hoy hace un año que perdí a una de las personas más importantes de mi vida, mi padre. Afloran a mi mente un montón de recuerdos y no puedo evitar entristecerme. Nadie sabe lo doloroso que resulta perder a un ser querido hasta que le ocurre.

Eres ese ruiseñor
que canta cada mañana
en el balcón tan florido
de la que fue tu morada.

Ahora ya no estás triste,
rebosas felicidad,
pues tras mucho sufrimiento,
lograste la libertad.

Observas con gran cariño
al que fue tu gran amor,
a la preciosa mujer
que te robó el corazón.

Eres la cálida brisa
que entra por la ventana
para rozar su mejilla
y poder acariciarla.

Eres esa tenue sombra
que se posa en su almohada
y que protege su sueño
cuando ella descansa.

Eres esa estrella
que cada día contemplo
y que en la noche oscura
llena de luces el cielo.

Hoy escribo estos versos
En tu memoria, papá,
Para que sepas que en mi
Por siempre tú vivirás.

(Carmen Victoria)

Anuncios