Buñol es un pueblo de la provincia de Valencia conocido mundialmente por su famosa “Tomatina”.  Cuando llegan estas fechas, es visitado por mucha gente no sólo por sus fiestas (que comienzan este viernes), sino porque es un pueblo con encanto en el que esta presente el agua (tiene muchas fuentes), por sus parajes naturales como “La Cueva del Turche”, por su gastronomía (su mojete), etc. Podría decir tantas y tantas cosas de mi pueblo, pero las resumiré en este poema que escribí yo misma y que espero que sea del agrado de todos aquellos que visiten mi blog.

Rodeado de montañas,
entre arbustos y maleza,
descansa un pueblo, Buñol,
pueblo de hermosa presencia.
Con sus fuentes y sus ríos,
sus gentes y sus fiestas,
su castillo de los moros,
sus jardines y sus huertas.
Eres mi patria y mi tierra,
“la suiza valenciana”,
tienes el fuego en el cuerpo
y la música en la cara.
Todo en ti es poesía,
todo luz y resplandor,
tu aroma desborda tus calles
y alumbra mi corazón.
Todas tus gentes te quieren,
San Luís es tu patrón,
tu comida, el mojete,
la música, tu pasión.
¿No ves el calor de tus músicos.
su entusiasmo, su afición,
como rinden sus canciones
al pueblo en que nací yo?
Tu fama no tiene igual,
y no hay lugar y no hay tierra
que no haya oído nombrar
“La Tomatina”, tu fiesta.
Cuando no estoy en mi tierra
y oigo tu nombre, Buñol,
surge algo en mis entrañas,
surge una honda emoción.
¿Por qué será, pueblo mío,
lugar en que yo nací?
Será porque me embruja tu belleza
y porque soy parte de ti.

(Carmen Victoria)

Anuncios